Main PageProsody Guide

Hast thou got the booke? No? Buy it here

Mientras él mira suspenso
sus bellezas, multiplica
ellas heridas, todas fuertes,
pero ninguna sentida. [de Góngora]

CON LUCIENTE vuelo airoso,
Reina de las aves bellas,
fabrica entre las Estrellas
el ileso nido hermoso.
Mírala el Dragón furioso;
pero, aunque con odio intenso,
mal seguirá el vuelo inmenso
del Águila coronada,
si ella vuela remontada
mientras él mira suspenso.

Mal su anhélito ha intentado
el nido infestar, que ha visto,
porque con la Piedra Cristo
quedó el nido preservado.
Mas ella, al verle burlado,
a Dios el honor aplica;
y cuando, de dones rica,
apocando sus riquezas,
disminuye sus grandezas,
sus bellezas multiplica.

Ave es, que con vuelo grave,
de lo injusto haciendo justo,
pudo hacer a Adán Augusto,
convirtiendo el Eva en Ave.
No el Dragón su astucia alabe:
que si en las comunes muertes
goza victoriosas suertes,
hace en estos lances raros,
é1, todos flacos reparos:
ella, heridas todas fuertes.

¡Qué bien el Ave burló
de sus astucias lo horrendo,
pues su Concepción aun viendo,
su Preservación no vió!
Bien su necedad pensó,
que era el Águila escogida
de su veneno vencida,
aunque miraba, en su daño,
mil señales de su empeño,
Pero ninguna sentida.